Champions: Susto y escándalo

El Real Madrid vivió anoche dos partidos en uno. Uno en una primera parte cómoda y plácida en la que el conjunto blanco dominó de principio a fin, y otro en la segunda mitad, tiempo durante el cual el “miedo” se apoderó de algún madridista. El Málaga por su parte vivió una pesadilla que parecía estar escrita con guión, cayendo eliminado tras encajar 2 goles en un minuto durante el descuento.

Real Madrid

Mourinho y los jugadores cumplieron con el objetivo de situar al equipo en semifinales, pero el trámite hacia la siguiente fase no fue como estaba del todo previsto. Se contaba con la presión habitual de la grada en los campos turcos, pero no con que el partido entrara en una fase de descontrol total en la que el beneficiado fue el Galatasaray, que llegó a ponerse 3-1 y a soñar por un momento que el milagro era posible.
Se empezó adelantando muy pronto el conjunto blanco, por mediación de Cristiano Ronaldo, que materializaba su décimo gol en la máxima competición europea en el minuto 8 y obligaba el conjunto de Terim a marcar al menos 5 goles para poder clasificarse. Tras la primera mitad, la segunda comenzó con un Galtasaray volcado sobre la meta de Diego López, lo que se tradujo en 3 goles en apenas 20 minutos. El primero lo consiguió Eboué en el minuto 57, el segundo Sneijder en el minuto 71 y, tan sólo un minuto después, Drogba hacía el tercero con un gran taconazo. El Madrid supo controlar el arreón turco y controló los últimos 10 minutos finales, fundamentales en este tipo de ocasiones. En el minuto 92 Cristiano Ronaldo marcó el 3-2, que le sitúa con 11 goles al frente de la clasificación de goleadores.

Málaga

El conjunto andaluz tenía ante sí la oportunidad de hacer historia, pero la mala suerte y el colegiado se alinearon en su contra, y lo que parecía un sueño en el minuto 82, se torno en pesadilla en tal sólo un minuto, en el que los errores defensivos y Craig Thomson, el colegiado escocés, fueron los protagonistas.
Se adelantó el Málaga en el minuto 25. Joaquín recibía un rechace en la frontal y, tras un gran recorte, disparaba raso y ajustado al palo, haciendo inútil la estirada del meta germano. Sin embargo, 15 minutos después y arropados por su público, los alemanes empataban el partido gracias a un gol de Lewandowski tras un precioso pase de tacón de Reus. Concluyó la primera mitad y, durante la segunda, ambos equipos buscaron la puerta contraria, pero sería el Málaga el equipo premiado en el minuto 81. Un gran pase de Isco dejaba solo a Baptista que remataba a puerta. Eliseu empujo el balón antes de rebasar la línea en fuera de juego, pero el colegiado dio el gol como válido. El Málaga se encontraba con pie y medio en semifinales, pero aún faltaba lo peor. Los alemanes se olvidaron de defender y pasaron al ataque total en busca del milagro, que verían un poco más cerca en el minuto 91, cuando Reus empujaba a placer el balón al fondo de las mallas tras un grave error defensivo. Los de Klopp creyeron en ellos mismos y, en el minuto 92, tras 2 remates en clamorosos fueras de juego, el central Santana obraba el milagro y hacía el 3-2 definitivo.
Cruel, injusta y algo sospechosa la manera de abandonar la Champions para el Málaga, un conjunto que ha deslumbrado a Europa y merece todos los reconocimientos posibles.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>