Líder con polémica

Una jornada más los tres primeros clasificados sellaron sus partidos con victorias y no provocan cambios en lo alto de la tabla, donde sigue el Atlético de Madrid gracias al solitario gol de Raúl García, no exento de polémica.

Los del Cholo recibían al Villarreal, un rival siempre correoso que te puede hacer perder una liga, pero el conjunto rojiblanco tiró una vez más de oficio y se llevó la victoria con una jugada que ha enfadado mucho a los seguidores del “submarino amarillo”. Con Diego Costa tocado, Raúl García era el encargado de materializar las oportunidades colchoneras, y así lo hizo en el minuto 14. Koke botó un corner y el navarro cabeceó libre de marca tras empujar a su marcador. El colegiado no apreció falta y el gol subió al electrónico. Tras el gol, los de Simeone se dedicaron a guardar el resultado sabedores de que las fuerzas no les acompañaban, y es algunos jugadores del Manzanares son los que más minutos acumulan esta temporada, y está empezando a pasar factura. La grada espoleó a los suyos y finalmente el Atlético consiguió tres puntos que le mantienen líder.

El Barcelona también pasó el trámite a base de penaltis y un gol en propia del Betis, que ve una mano negra en la federación que le persigue. Lo cierto es que lo del conjunto andaluz es, cuanto menos, raro y son muchas las ocasiones que los árbitros se decantan en su contra. Ayer, ante un Barça a medio gas, el colegiado señaló dos penas máximas algo rigurosas, que sirvieron a Messi para acortar distancias con Cristiano Ronaldo por el pichichi. Jordi, en su intento por despejar la pelota, fue el encargado de anotar el otro gol culé, mientras que el gol del Betis fue anotado por Rubén Castro. Los de Martino dependen de sí mismos y probablemente decidan el título en el último partido.

El Real Madrid solventó su salida a San Sebastián con una goleada algo engañosa, ya que en los primeros 45 minutos cualquiera de los dos conjuntos podría haberse ido con ventaja al descanso. Sin embargo fue el Real Madrid el que aprovechó la ocasión. Un poco habitual Illarramendi abrió el marcador en el minuto 44 tras aprovechar un rechace de Bravo a tiro de Benzema. El jugador donostiarra no celebró el gol, aunque la grada le brindó silbidos y cánticos de los más desagradables durante los 90 minutos. Bale, Pepe y Morata completaron la goleada de un Real Madrid que sigue perforando las redes rivales con o sin Cristiano Ronaldo, ausente ayer por lesión. Los de Ancelotti siguen a la espera de un fallo de sus dos rivales para poder hacerse con el título de liga.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>