No pudo ser…

Hoy más que nunca es cuando debemos estar orgullosos de los jugadores de la selección española. De ese grupo de futbolistas que nos han llevado a la cima del fútbol mundial, que han hecho que nuestro estilo de juego sea admirado y temido en todos los estadios, y que ayer se quedaron a un paso de hacer historia de nuevo y ampliar el record que ellos mismos poseen.

Pero ayer una gran selección brasileña y todo un estadio volcado pudieron con el fútbol de la roja, que se vio anulado ya casi antes de empezar. El himno fue el primer momento impresionante del choque para los nuestros, que vieron como, cuando tan solo se llevaba un minuto de partido y el eco del himno todavía resonaba, Brasil, por medio de Fred hacía el primero. Centro de Hulk al que ni Piqué ni Arbeloa llegaron, balón suelto dentro del área pequeña al que Casillas reacciona tarde y primer mazazo. Maracaná enloquecía viendo más cerca el sueño que llevaban esperando un mes, cuando dio comienzo la competición.
España intentó reponerse y llevar el peso del partido, pero cada vez que los nuestros encadenaban más de 4 pases seguidos, Brasil cortaba el juego con una falta.

Se podría decir que el partido se resume en 3 momentos. El primero el gol de Fred, el segundo el de Neymar. Oscar le cedió el balón ante la pasividad de la zaga española, y el crack brasileño no perdonó. Su zurdazo se coló por la escuadra de Casillas en el minuto 44. Segundo golpe psicológico para los nuestros, que veían como la distancia aumentaba camino al tunel de vestuarios.

En la segunda mitad, más de lo mismo. Brasil salió a morder de nuevo, con un físico portentoso, y pronto llegó el tercer golpe para España. Igual que sucediera en la primera mitad, cuando solo se llevaban 2 minutos del segundo acto, Fred batió a Casillas con un tiro cruzado tras un gran amago de Neymar. Era el mazazo definitivo para los nuestros y el delirio para toda la grada de Maracaná, que estaba viviendo su gran momento soñado, imponerse a la mejor selección del mundo ante su público. Minutos después Ramos tuvo la ocasión de acortar distancias tras el penalti pitado sobre Navas, pero no acertó y envió el disparo fuera.
Y poco más que contar. Brasil siguió con intensidad hasta el final de los 90 minutos y se llevó un título merecido. Ganaron a los mejores siendo mejores.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>